lunes, 21 de marzo de 2011

¿Cómo Involucrar a los Niños en la Misión (y Misiones)?

Niños Gran Comisión Jesús 

Ahora aterrizamos–no más volemos en el aire…
La última semana hemos estado hablando de la necesidad de valorar a los niños en nuestros ministerios e iglesias.  Pero es tiempo de especificar cómo.  Yo tengo muchas ideas, pero a tí te toca también.  ¿Cómo podemos involucrar a nuestros niños en el ministerio de la iglesia? ¿Cómo podemos apreciarles en maneras tangibles? ¿Cómo pueden ellos utilizarse en la misión y en misiones?
Ofrece tus ideas y perspectivas acá por favor.  Y para empezar la lluvia de ideas, comparto como testimonio que Emily y yo desde hace mucho tiempo hemos sentido la convicción de transformar nuestro ministerio para que refleje la gran prioridad que se debe poner en los niños.  Diseñamos nuevos materiales como Remi, El Viajero Misionero II que se usa en Escuelas Bíblicas Vacacionales (y muchos otros contextos) y Aventura Misionera que se creó para niños con un interés en misiones (requiere que un mentor guíe al niño en el cumplimiento de las actividades).
Además, nos dimos cuenta de que no era tan fácil poner esos materiales en las manos de toda persona del mundo hispanohablante que los quería.  Entonces, junto con Carlos Monterroso, formamos cinco actividades divertidas que se pueden usar con niños para ayudarles a conocer a otras culturas y crecer en su vida y ministerio.
Si quieres bajarlas, haz clic acá:

Como ves no es un producto hecho profesionalmente (como en el caso de Remi II y Aventura Misionera, por ejemplo), pero por lo menos es un empiezo.
¿Y tú? La pregunta todavía está.  ¿Cómo podemos valorar a los niños e incorporarlos en la misión de Dios y su Iglesia? La creación de materiales es una ayuda, pero las respuestas irán más allá.  ¡Si te falta creatividad, mete las palabras “Cómo involucrar a los niños en misiones” en una búsqueda de Google y encontrarás 48,300 páginas que tratan este asunto!  ¡Ya es tiempo de actuar!  ¡Una generación de niños nos está rogando!


Publicado el por Scott Armstrong 

0 comentarios:

Publicar un comentario